Presidencia española de la UE contra el "terror" de la izquierda radical:
¿Todo es ETA o qué?

Por Gaston Kirche (grupo de desmontaje)

Juan Ramón Rodríguez Fernández fue detenido el 16 de enero al mediodía en el centro de Ámsterdam, en un supermercado. A causa de la acusación por parte de la justicia española de que él era un terrorista, Juan Ramón, de 35 años, fue detenido por una unidad especial antiterrorista de la policía holandesa. Se lo llevaron detenido con una bolsa en la cabeza y fue retenido en la comisaría central de Ámsterdam. Durante los primeros momentos de su encarcelamiento permaneció en régimen de aislamiento y tenía que ser llevado al EBI, el régimen de máxima seguridad de Vught, hasta su extradición al Estado español, en el que se le acusa de colaborar con una organización terrorista: el comando Gorbea de ETA, que operaba en Barcelona, y en donde Juan Ramon vivía hasta su marcha del estado español en agosto del año pasado. Según la acusación él habría subministrado dos nombres de personas del círculo de la extrema derecha a un tercero, que al mismo tiempo estaba inculpado de estar en contacto con ETA.

Su abogado holandés, Victor Koppe, declaró el 17 de enero: "El juez de investigación en Amsterdam ha decidido que él será hoy trasladado a la prisión de máxima seguridad de Vught, donde ha de permanecer 20 días. En este espacio de tiempo las autoridades españolas pueden solicitar su extradición".

La fiscalía estatal de la Audiencia Nacional del estado español lo ha delegado en el juez de Instrucción Baltasar Garzón. En los últimos años, a través de la prohibición de numerosas presuntas organizaciones del entorno de ETA, Garzón ha procurado esencialmente que sólo en el 2001 hubiera más de 140 detenciones de supuest@s miembros de ETA -un record-. Algun@s de l@s detenid@s fueron puest@s en libertad después de algunos días en prisión incomunicada, donde eran interrogad@s en condiciones de aislamiento. Otr@s continuaron en prisión -en el 2001 hubo 582 presos políticos que supuestamente estaban en contacto con ETA-. Es cierto que las ofensivas de ETA han continuado sin disminuir, pero los comités de dirección de numerosas agrupaciones nacionalistas vascas de izquierda sólo hubieran podido continuar trabajando y operando bajo prisión preventiva si no hubieran sido encarcelados separados los unos de los otros. Paralelamente al movimiento nacionalista vasco de izquierdas, activistas de la escena de la izquierda radical en Madrid y Barcelona también fueron criminalizados el año pasado como presuntos colaboradores de ETA. Por eso Juan Ra está en la prisión de máxima seguridad de Vught, mientras, desde finales de enero está en régimen "normal", porque las autoridades holandesas ya no lo consideran de los más peligrosos terroristas, tal y como había sido cualificado por la justicia española.

El fiscal general de la Audiencia Nacional española, Eduardo Fungairiño, ha repetido afirmaciones contra él después de su detención en Ámsterdam: Juan Ramón Rodríguez seria "una parte del denominado comando Gorbea de ETA, que actuó entre los meses de mayo y julio del 2001 contra la vida, la integfridad y la propiedad de personas de la provincia de Barcelona y Girona", y que el 24 de agosto fue desmantelado. En la vivienda del comando se habría encontrado una hoja con la dirección de unos nazis, que supuestamente habría escrito Juan Ramón Rodríguez.
Por este motivo, el 31 de diciembre Garzón emitió una orden internacional de busca y captura, dado que Juan Ramón Rodríguez habría tenido contacto con los presuntos activistas de ETA Fernando G.J., Unai L.O., y Nerea B., detenidos el 24 de agosto.

Los medios de comunicación españoles celebraron la detención, a mediados de enero, de Juan Ramón Rodríguez como "primer fruto del nuevo sistema Eurojust, la cooperación de la justicia de la UE"; así, según el diario La Vanguardia: "de esta manera existe un estrecho contacto entre las fiscalías estatales de los estados miembros interesados". Según el diario holandés NRC Handelsblad del 20 de enero del 2002, la policía española encontró la pista de Juan Ra al seguir a gente de Barcelona que a comienzos de enero marcharon hacia Ámsterdam. Tan pronto fue localizado, la fiscalía estatal española pidió a la holandesa su detención. Según el diario NRC esto sucedió muy pronto después del nuevo acuerdo europeo "Eurojust" para un proceso más rápido y que entró en vigor el 1 de enero de 2002. Según Jelle van Buren de la fundación Eurowatch, "el verdadero Eurojust aún ha de comenzar. Es cierto que existe un precursor vigente, un tipo de pre-eurojust. Con la Eurojust la idea es una unión jurídica de las fiscalias estatales de los estados miembros. Eurojust no tiene ninguna competencia propia. La esencia es la coordinación: las fiscalías estatales hablan entre ellas sobre las causas pendientes en los estados miembros, por descontado con acento en las causas extrafronterizas, para ver si así es posible y necesaria una acción coordinada. Eurojust fue creada para llevar estos tipos de asuntos a un determinado nivel. Aquí se encuentran figuras claves que están bien situadas a la cabeza de los procesos pendientes en el propio país, y que se encuentra en posición de conducir las indagaciones pendientes en el propio país. Así cuando por ejemplo, en este caso, la Eurojust española ha convencido a la Eurojust holandesa de que este es un caso importante, que no se puede aplazar, la Eurojust holandesa se pone en marcha para ocuparse de que se aporten recursos humanos, tiempo y material para una buena y rápida colaboración entre las justicias y policías holandesas y españolas en esta cuestión."

La implantación de Eurojust se decidió en la ultima cumbre de la UE en Bruselas-Laecken, el 16 de diciembre del 2001. Allí se encuentra un fiscal estatal por cada país de la UE y especialistas en terrorismo. En caso de que fuera necesario el personal tendría que aumentarse. Arropados por la agitación del 11 de septiembre, en la cumbre de la UE del 16 de diciembre no sólo se decidió la Eurojust: ahora existe, además, una lista oficial de la UE con "organizaciones terroristas". No obstante, no está incluida Al Qaeda, pero sí cinco organizaciones nacionalistas vascas de izquierda que el año pasado fueron prohibidas en el Estado español, como Gestoras Pro-Amnistía, los comités de familiares de presos de ETA y la organización juvenil Segi, las organizaciones precursoras de la cual, Haika y Jarrai, también habían sido prohibidas. La definición de terrorismo adoptada también en la cumbre de la UE es tan inconcreta que cualquier protesta de lucha contra esta cumbre seria criminalizada como terrorista. Esta reforzada actividad de la UE contra el terror es muy oportuna para el conservador gobierno español. En su presidencia de turno de la UE de la primera mitad del 2002 se volverá a aumentar la represión. El presidente del gobierno, José Mª Aznar, del PP, declaró que "la guerra contra el terror tendría la máxima prioridad de todas las prioridades". El gobierno de Aznar cuenta con el apoyo de la UE para la reforzada lucha contra ETA. Bajo el concepto de lucha contra ETA ellos entienden también una fuertísima represión contra toda la izquierda radical en el Estado español. Y por eso Juan Ra ha sido encarcelado.

El 24 de agosto del 2001 fueron detenidos en Barcelona varios presuntos miembros del comando Barcelona de ETA (llamado también comando Gorbea). Poco después aparecieron artículos en la prensa en los que se decía que Juan Ra era buscado por la policía. Uno de los sospechosos de ETA detenidos, Fernando García Jodrá, habría declarado que "un joven de 35 años, alto, delgado, inteligente y con el cabello rubio, que vive en algún lugar entre Barcelona y Girona" habría suministrado información al comando de ETA sobre la organización de extrema derecha CEDADE (Círculo Español de Amigos de Europa). La policía española ajustó esta descripción con la identidad de Juan Ra. Las presuntas informaciones secretas son, no obstante, conocidas por todo el mundo en el Estado español: se trata de la dirección de Pedro Varela, presidente de CEDADE y propietario de la librería Europa de la calle Séneca en el barrio de Gracia de Barcelona, en la que se venden objetos de devoción nazis, cruces gamadas y también el "Mein Kampf" de Hitler. El 19 de enero, como cada año, tuvo lugar una pequeña manifestación antifascista en la que se exigió el cierre de la librería nazi.

Cuando con una prueba tan débil un miembro activo de la escena okupa es convertido en sospechoso, esto no demuestra más que el hecho que la policía quiere dar una mala imagen de este movimiento alternativo y finalmente destruirlo. Y nada más sencillo que etiquetar como "terrorista" a un fuerte y activo movimiento social.
Juan Ramón Rodríguez no es ningún caso aislado. El domingo 9 de septiembre del 2001, Sonia García Bonavida y Albert Lambert Duran fueron detenidos por una unidad antiterrorista con la acusación de dar apoyo a ETA: ell@s habrían ayudado a Juan Ramon Rodríguez en su huida. Ambos ya habían sido detenidos anteriormente durante los incidentes del corto desalojo de la Kasa de la Muntanya en Barcelona en julio del 2001. Sus nombres estarían en documentos que habrían sido incautados a José T.F., detenido a comienzos de septiembre del 2001. José T.F. fue acusado de ayudar a huir al anteriormente mencionado presunto miembro de ETA Fernando G.J. en enero del 2001, cuando algunos de los presuntos colegas de ETA de Fernando G.J. fueron detenidos. En el domicilio de José T.F. fueron incautados dos ordenadores y una gran cantidad de documentación. Sonia y Albert fueron puestos en libertad después de cinco días de incomunicación. A comienzos de octubre la Kasa de la Muntanya se distanció de ETA mediante una declaración de prensa: "nuestro movimiento no tiene ni ha tenido ningun punto en comun con organizaciones que estan estructuradas jerarquicamente o como partiods políticos".

Paralelamente a la oleada criminalizadora contra los movimientos okupa, antiglobalización, antimilitarista y antifascista, han sido desalojadas en los últimos meses gran cantidad de kasas. Barcelona ha de presentarse "limpia y ordenada". Para que la cumbre de la UE se pueda celebrar sin protestas ni contratiempos hay que presionar y criminalizar mucho tiempo antes a los potenciales manifestantes. El 25 de enero el diario El Mundo tituló: "El ministerio de Interior teme que vengan a España mas de 4000 radicales de izquierda". Ya hace 6 meses que las unidades de antidisturbios de4 la Policía Nacional entrenan en Linares tácticas policiales para "posibles enfrentamientos con radicales" durante la cumbre más importante de los próximos seis meses: los responsables de la policia sospechan que entre los manifestantes "habrá un gran numero de radiclaes, cuyo máximo objetivo es causar disturbios". La dirección general de la Policía Nacional ha tomado este escenario como base de su "Operación Índigo". En el núcleo de la preocupación policial se encuentran los "puntos calientes", que son tanto la cumbre de la UE en marzo en Barcelona como los encuentros de ministros de la UE en Madrid y Sevilla: "Hace un mes, las fuerzas policiales observaron una reunión en Zaragoza de grupos radicales, anarquistas, okupas y simpatizantes del nacionalismo vasco de izquierdas, en la cual se prepararon acciones de protesta durante la presidencia española de la UE", escribe El Mundo. Incluido cuando El Mundo cuida gustosamente su excitado estilo, se sabe que este diario de fuerte tirada tiene buenos contactos en el aparato policial. Por eso se promete una dura orientación policial, cuando El Mundo pone en relación las protestas anti-globalización con la "kale borroka", la lucha en la calle en Euskadi. Los jóvenes grupos luchadores que, entre otros, destrozan cajeros automáticos en Euskadi, son cualificados como brazo legal de ETA tanto en los medios de comunicación como por la mayoría de partidos españoles, y condenados en consecuencia por la justicia. El Mundo escribe: "Los funcionarios policiales indican que en el movimiento más radical antisistema toman parte también los jóvenes nacionalistas vascos de izquierda, que seguramente son los mismos que llevan acabo la mayoría de acciones de la "kale borroka" los fines de semana en Euskadi. Por movimientos antisistema se refiere a okupas y antiglobalizadores. Quien lanza un cóctel-molotov en un cajero automático en Euskadi tiene que contar con muchos años de prisión en caso de que le atrapen. La justicia siempre intenta construir los hechos como un "apoyo a una asociación terrorista". La organizaciones juveniles vascas Segi, Haika y Jarrai han sido prohibidas con el pretexto de que habrían organizado la kale borroka y que se habrían enmarcado en la estructura de ETA como "Grupos Y". Juan Ramón Rodríguez tampoco no es el único no-nacionalista radical de izquierda que va a prisión con la excusa de apoyar a ETA. En cuanto a represión, parece que el gobierno del estado español quiere llevar la represión de Euskadi al resto del territorio durante la presidencia de la UE.

¡IMMEDIATA LIBERTAD DE JUAN RA!
¡A LA MIERDA CON LA EUROJUST!

Informaciones: Juan Ra sabe catalán, castellano y un poco de inglés. Escríbele (mejor en catalán o castellano, si no en un inglés sencillo) y piensa que todo el correo es leído y censurado cuidadosamente por las autoridades de la prisión.
Juan Ramón Rodríguez
P/a PI Nieuw Vosseveld,
Lunettenlaan 501
5263 NT VUGHT
The Nederlands

Más artículos en alemán se encuentran en
http://www.indymedia.de
Documentación en castellano sobre la criminalización de la izquierda radical en el Estado español está en: http://www.nodo50.org/criminalizacion_mov_sociales/home.htm


Para organizaciones: vídeo de Benjamí Ramos Vega
Para organizaciones existe un video de un caso parecido en la RDA: Benjamí Ramos Vega, que fue liberado de la prisión enfermo terminal en junio del 2001. En 1992 en Barcelona, Benjamí era un activista contra la estructuración del proyecto de las olimpiadas. Fue inculpado de haber ayudado al entonces comando Barcelona de ETA, con unas parecidas declaraciones extraídas bajo tortura y extorsión a Pipe San Efinanio y Agurtzane Esquerra, detenidos en Barcelona el 28 de abril de 1994. Ante el juez, Pipe y Agurtzane se retractaron de todas sus declaraciones y declararon que habían sido realizadas bajo tortura. Como viene siendo costumbre en el estado español, las declaraciones, a pesar de todo, fueron utilizadas como prueba. Por este motivo, el 28 de enero de 1995 Benjamí Ramos Vega fue detenido en Berlín. En la orden internacional de busca y captura se le acusaba de "afiliación a una asociación terrorista" (se denominaba ETA), "tenencia de explosivos" y "almacenamiento de armas". Benjamí declaró no haber sido nunca miembro de ETA sino ser simpatizante del PCE/R, organización comunista del Estado español ilegal durante la dictadura de Franco. A pesar de las protestas de Benjamí fue entregado a las autoridades españolas: en una operación relámpago que la justicia de Berlín escondió a su propia abogada, Benjamí fue expulsado en un avión comercial de Iberia y entregado al estado español.

Benjamí Ramos Vega fue liberado el 27 de junio del 2001 después de que su estado de salud empeorara muchísimo como consecuencia de su larga y severa enfermedad. Un tribunal ordenó su puesta en libertad -contra la voluntad del fiscal del estado- en base al artículo 80.4 del Derecho Penal que prevé la suspensión de la pena en caso de "enfermedad muy grave, incurable". Anteriormente, familiares y comités de solidaridad habían exigido su puesta en libertad. Cuando salió de la prisión de Quatre Camins, en Granollers, lo recibieron centenares de amigos, camaradas y familiares, con banderas rojas pero también con senyeres e ikurriñas. Benjamí estaba tan débil que pronto se lo llevaron de la reunión hacia su casa.

El video, digno de ver, se concentra en la tortura y represión en el Estado español en relación a las acusaciones de terrorismo contra Benjamí Ramos Vega, acusación formulada en base a declaraciones forzadas bajo tortura. El video dura aproximadamente 30 minutos y fue filmado entre Barcelona y Berlín. Existe una edición alemana y una en catalán.
Título: "I de cop tú ets terrorista...".
Interesad@s dirigirse a MPZ (MedienPädagogikZentrum Hamburg) +49/440/439 72 59.
Página en internet: http://www.mpz-hamburg.de